Lucille Silvia Derbez Amézquita nació en San Luis Potosí­,  el 8 de Marzo de 1932, sus padres fueron Marcel Derbez Gilly nacido en Barcelonette Francia y su madre Marí­a de la Luz Amézquita vecina  del Barrio de San Sebastián , fue la unica mujer de cuatro, sus hermanos fueron Marcelo, Roger y George, los dos primeros finados; se distinguió desde chica por su aficion a la lectura y su caracter decidido y tenaz, participó en Miss México 1953 donde obtuvo el segundo lugar, ocupando el primero la tambien finada actriz Ana Bertha Lepe oriunda de Jalisco. contrajo matrimonio con Eugenio Gonzalez Salas y tuvo dos hijos Silvia Eugenia y Eugenio tambien actor, se caracterizó por su dedicación como madre, mujer de buen humor y fácil sonrisa, su carácter le abrió los medios para triunfar  en el cine mexicano siendo una adolescente, en la época de oro del cine mexicano, época así­ llamada por la importancia que el cine mexicano tuvo en los cuarentas a los sesentas, no sólo en México.Participó en su primera pelí­cula a la edad de 15 años, con un papel no protagónico en La novia del mar, filmada en 1947.Silvia se convirtió en una celebridad, tanto nacional como internacional, durante la década de 1950, una era en la cual participó en dieciséis pelí­culas. Cuando la televisión se volví­a popular en México, Silvia firmó con Televisa para interpretar a "Nora" en la primera telenovela hecha en México llamada Senda prohibida, en 1958; después actuó en diecisiete telenovelas durante la década de 1960, siendo la protagonista en muchas de ellas.Una de sus pasiones fue el Teatro donde actuó incansablemente y fue reconocida como una verdadera actriz, aunque en la  década de 1970, su participación en televisión disminuyó, participó como estelar en doce telenovelas durante esos años.Silvia realizó más de 40 telenovelas y  28 pelí­culas a lo largo de su carrera artí­stica,su último trabajo como actriz fue en 2001 en La intrusa. Murió de cáncer el seis de abril de 2002 dejando un vací­o en las telenovelas mexicanas, vací­o difí­cil de llenar. Como persona fue destacada por su respeto a la familia y a su pareja, mujer de carácter alegre y positivo, convivió con sus nietos, especialmente con Sylvia Eugenia su nieta mayor.Su legado no se limitó a su actuación, si no a la enseñanza de ésta en las generaciones que le precedieron.