Joaquina Morales Meade

+Femme power

Porque juntas siempre somos poderosas

No te detengas hasta que te sientas orgullosa

El termino social más utilizado durante el 2019 fue la sororidad, este principio de amistad y reciprocidad entre mujeres ha sido compartido por distintos medios de comunicación para unir al mundo femenino y para mostrarnos que no somos rivales, más bien, somos un equipo en el que podemos apoyarnos mutuamente para crear historias de éxito.

Detrás de cada una de estas historias hay un modelo de inspiración, regularmente otra mujer que motivó un cambio, alguna maestra, escritora, actriz, científica o inclusive algún familiar. La mayoría de las mujeres citan a sus propias madres o abuelas como este referente femenino, ya que al ser personas cercanas, creen en nosotras ciegamente y nos ofrecen su apoyo día a día.

+Los pasos hacia la sororidad

Para alcanzar la sororidad se necesita mucha paciencia, empatía y generosidad, pero sin duda podemos convertirnos en la red de apoyo de otras mujeres que lo necesiten.

El primer paso es dejar de juzgar nuestro aspecto físico y el de las demás, hemos sido bombardeadas por los medios de comunicación y redes sociales, donde nos enseñan que hay un cierto modelo de mujer que destaca entre las demás, y si alguien no cumple con estos requerimientos, pensamos que debe hacer algo para solucionarlo, ejercitarse, vestirse diferente, pintarse el cabello y demás. Estas decisiones deben ser tomadas independientemente, no por agradar al resto.

Debemos respetar el estilo de vida de otras, si no se han casado, si desean no tener hijos, si quieren estar en su hogar o si buscan una vida de aventura y viajar por el mundo; cada quien es el arquitecto de su destino y somos libres de elegir lo que queremos o no en nuestra vida.

Nuca dudemos de las historias de acoso de otras mujeres, si otros las llamas exageradas o dramáticas, nosotras no. Las mujeres escuchamos, comprendemos su actuar y si no lo hacemos, no lo juzgamos, tratamos de ponernos en sus zapatos y las apoyamos para encontrar soluciones.

Seamos amables y solidarias con las demás, sumemos a más mujeres que compartan esta forma de pensar y actuar, como alguna vez dijo la escritora y activista Maya Angelou, “Cada vez que una mujer se levanta por sí misma, posiblemente sin saberlo, sin clamarlo, se levanta por todas las mujeres”.