Rafael Curiel Gallegos

Militar, político y funcionario.

+ Fue un excelente estratega durante la Revolución Mexicana

Participó en la conformación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Rafael Curiel nació en Ciudad Valles, San Luis Potosí, el 30 de diciembre de 1883. Sus padres fueron Emeterio Curiel y Everarda Gallegos de Curiel, quienes se dedicaron a la agricultura y ganadería. Cursó sus estudios primarios en su pueblo natal y en Puebla, los de preparatoria y profesionales en el Instituto Científico y Literario de San Luis Potosí.

Durante 1910, se distinguió como partidario y colaborador del Partido Antirreeleccionista, al lado de ilustres potosinos como Pedro Antonio de los Santos, Rafael Nieto y Fausto Nieto, quienes estaban a favor de la causa libertadora. Participó en la toma de Torreón durante el movimiento maderista el 20 de noviembre de 1910. Permaneció en el movimiento revolucionario hasta que se verificaron los tratados de Ciudad Juárez, y hasta la entrada de Don Francisco I. Madero a la capital de la República.

Rafael Curiel fue un personaje fundamental en la promulgación de nuestra Carta Magna, durante su gestión como diputado federal en 1917, y se convirtió en gobernador con carácter interino en el año de 1922.

Rafael fue encarcelado junto con varios diputados maderistas, pero después de lograr su libertad se incorporó a las fuerzas del general Nicolás Flores, quien se unió al llamado de Venustiano Carranza y luchó a su lado junto con otros revolucionarios.

Rafael Curiel Gallegos se destacó por su destreza como artillero y participó en la batalla de Ébano, que terminó el 31 de mayo de 1915. Posteriormente desempeño otros puestos en la función pública en el gobierno de Obregón, y fue Inspector Fiscal General del Petróleo con residencia en Tampico, hasta marzo de 1926. A fines de 1927, fue nombrado por el Gobierno Federal para el desempeño de comisiones relacionadas con su profesión para la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Fomento, puesto que ocupó hasta 1928.

Rafael Curiel falleció en la Ciudad de México, el 29 de marzo de 1955 y fue sepultado en el Lote de los Constituyentes del Panteón Civil.

Fuente: zunoticia.com