Desde el Polo Norte

+Santa nos cuenta su historia

Santa es: solidaridad, amor y sonrisas.

Un viejecito barrigudo, de tez rosada, vestido con traje rojo, con larga barba blanca y con una risa que se contagia, así es como es Papá Noel, Santa Claus o San Nicolás llega a todos los hogares lleno de regalos y buenos deseos cada Navidad.



Una historia interminable

Su nombre es Nicolás de Bari nació en el siglo IV en Patara, una ciudad que hoy es parte de Turquía. Nicolás era un niño muy bueno y generoso con la gente que lo necesitaba, le gustaba ayudar y hacer sonreír a las personas que pasaban por un mal día. Sus padres fallecieron cuando era muy joven y el heredó una gran fortuna, a los 19 años decidió donar todo lo que tenía a los más necesitados y se mudó con un tío para convertirse en sacerdote.

Con el tiempo fue nombrado obispo y se convirtió en un personaje famoso a lo largo de Turquía, Grecia y Rusia. Por cierto, como curiosidad, el nombre Santa Claus se creó por el nombre que se le dio en Alemania, San Nikolaus.

Cuenta la historia que en cierta ocasión, Santa se enteró de que la hija de uno de sus vecinos iba a casarse y su padre no tenía dinero para la fiesta, por lo que decidió entregarle una bolsa con monedas de oro. Así, la boda pudo celebrarse, los novios estuvieron felices y desde entonces, cada noche buena, Santa lleva regalos a todos los niños del mundo.

Después, Santa obtuvo su trineo y a sus fieles renos: Rodolfo, Donner, Blitcher, Cometa, Cupido, Brillante, Danzante, Centella y Zorro. Su primera fotografía es más bien una caricatura hecha en 1931, por el famoso Thomas Nast .Santa disfruta de comer galletas con leche que los niños dejan bajo su árbol y guarda todos los hermosos dibujos que recibe cada Navidad. Para saber qué niños merecen regalos, Santa Claus usa un telescopio capaz de ver a todos los niños del mundo, además de la ayuda de otros seres mágicos que vigilan durante todo el año.

Recuerda que Santa se está preparando para llegar a tu casa y el mejor regalo que tú le puedes dar es seguir su ejemplo, los regalos no tienen por qué ser materiales, puedes regalar un abrazo, una sonrisa o un halago. Santa quiere que todos los niños sean buenos con sus padres y con todas las personas que los rodean, esa es su mejor enseñanza.

Fuente: Adaptación verdadera historia de San Nicolás.