Janne Van Doorslaer

Voluntaria viajera

Viva la Gente cambió su vida

+ Viajar es su pasión más grande

El comienzo

Las dos cosas que Janne, de origen belga, más ama son viajar y la gente. Viajar está en su sangre: empezó a descubrir diferentes partes del mundo con sus padres cuando era una niña, pues vivió en Canadá y Australia. Luego, eligió su propio camino al estudiar en España y pasear por América del Sur como mochilera viajando con un grupo de 100 jóvenes de 20 países diferentes en Viva la Gente. Viva la Gente combinaba sus dos pasiones en una experiencia internacional de seis meses para viajar a seis países. Se quedó con 18 familias anfitrionas e hizo más de 200 horas de servicio social en todos los lugares. Además, presentó un espectáculo de música con sus amigos internacionales para inspirar positivamente a miles de personas.

Sus logros

Después su experiencia educativa con Viva la Gente, terminó sus estudios de maestría en Psicología de las Organizaciones y decidió de volver a la organización global como voluntaria viajera. Como parte del equipo avanzado de Viva la Gente, creó oportunidades de aprendizaje experiencial en los Estados Unidos, México y varios países de Europa, para jóvenes de todo el mundo, a través de la conexión con la gente local en las diferentes comunidades. Janne cree que el grupo de jóvenes con diferentes nacionalidades, culturas, religiones, idiomas y opiniones, pueden inspirar a las personas dondequiera que vayan por medio de la música y la acción social.

Qué sigue

Cuando termine su trabajo voluntario con Viva la Gente, regresará a su país como ciudadana global con una perspectiva diferente de sí misma y del mundo. Inspirada por la gente que ha conocido en el camino, quiere apoyar a las organizaciones locales sin fines de lucro en su propia comunidad e inspirar a las personas con todo lo que ha aprendido en su trabajo voluntario en el extranjero. Como tiene amigos y familia en todo el mundo, nunca dejará de viajar.