Slawomir Piotr Korczak

Chef y asesor culinario

De Polonia a San Luis

Experiencias y sabores inolvidables

El polaco Slawomir Piotr Korczak, mejor conocido como Slawek (Suavek), está casado con su esposa mexicana, Claudia, desde hace 17 años. Juntos tienen dos hijos nacidos en San Luis. Cuando era niño veía a su abuela y a su mamá hornear el pan en casa. Su mamá cocinaba para eventos sociales: platillos, postres, entremeses, pasteles de boda y primera comunión, etc. Más tarde, en su adolescencia, se fue a vivir a Londres para empezar a trabajar como cocinero en grandes restaurantes. Luego, regresó a Polonia para estudiar en la escuela culinaria del famoso chef suizo Kurt Scheller, quien lo invitó a ser chef repostero en el primer hotel boutique en Varsovia.

Llegó a la ciudad hace 15 años. Aquí se dedica a asesorar negocios del ramo gastronómico y en el extranjero. Su rutina consiste en levantarse a hacer ejercicio y trabajar haciendo pan en Polska, su empresa. Supervisa el proyecto que tiene en puerta y le dedica un rato a la consultoría y creación de nuevos productos. Lo más satisfactorio de su trabajo es ver la cara de sus clientes cuando prueban su pan, saborean un nuevo gelato o descubren el ingrediente principal en sus chocolates. Cabe mencionar que ganó el primer lugar en el World Chocolate Masters Latinoamérica 2014 y representó a México en la final del WCM 2015 en París. Fue nombrado en el top ten de los chocolatiers de Norteamérica en 2015.

Su eslogan es “El sabor europeo en su hogar”, pues el objetivo es que sus clientes disfruten de un croissant, una baguette o un macaron como si estuvieran en Francia, que se sientan en Alemania o Austria al probar el pan de centeno o los pretzels. Está muy satisfecho con su familia y el negocio que ha creado con el tiempo.