Tu sello personal

La moda es un lenguaje de signos que tienen su expresión visual principalmente a través de las revistas. De esta manera, se despierta el deseo de consumir determinada prenda, la cual permite a quien la porta expresar a los demás una emoción o actitud mediante su apariencia. En pocas palabras, la ropa comunica, pues es el reflejo de lo que una persona siente respecto de sí misma.

El fenómeno de la moda no es otra cosa que una expresión sociocultural que evidencia la necesidad que surge de establecer una diferenciación social del resto de la gente. Esto provoca imitación con la finalidad de establecer vínculos sociales, es decir, la integración a un grupo a través del sentido de pertenencia y, por tanto, crea una exclusión de los otros grupos. Por otro lado, la moda también representa los gustos comunes y una oferta estética para el consumo de los seguidores.

La industria de la moda

Al igual que todo, la vestimenta también ha pasado por constantes cambios exigidos por cuestiones económicas, guerras y crisis. Así es como durante el siglo pasado, surgen las prendas prêt-à-porter, es decir, la ropa que está lista para usar, prendas producidas en serie que siguen un patrón cada temporada. Antes de esto, la moda consistía sólo en la alta costura, es decir, ropa sobre pedido hecha a la medida por diseñadores exclusivos (actualmente, cuentan con un permiso del Syndical Chamber for Haute Couture de París), que emplea materiales costosos y elaboraciones minuciosas. Cada año, Chanel, Dior, Givenchy, Versace, entre otros, presentan sus colecciones de alta costura, al igual que, Calvin Klein, Carolina Herrera, Donna Karan, Fendi, Gucci, Lacoste, Prada, etcétera, muestran sus colecciones prêt-à-porter dos veces al año.

Precisamente, son los desfiles de alta costura donde el negocio de la moda tiene un gran impacto, ya que, gracias a esto, se venden perfumes, zapatos, accesorios, joyas, etcétera. Es por ello que la biblia de la moda, Vogue, lanza una edición especial año tras año, llamada “The September issue”. Esta edición es muy importante para la industria de la moda, debido a que la publicidad gira en torno al cambio de temporada primavera-verano a otoño-invierno. Se trata de una edición que supera las 500 páginas, tan esperada que incluso hay un documental que muestra detalle a detalle del extenso trabajo de Anna Wintour, editora de Vogue desde 1988, y su equipo para crear este especial.

Fuentes:

culturacolectiva.com, “Moda y trabajo: la expresión sociocultural de un ‘saber hacer’” y The September issue.