De soñador a emprendedor

Guía para no morir en el intento

El espíritu emprendedor

Hoy en día son muchos los que quieren emprender pero son pocos los que llevan a cabo un plan y son menos quienes logran casos de éxito. Emprender es como el amor: todos lo anhelan porque suena bonito pero la realidad es que sólo algunos están dispuestos a ser valientes, a trabajar diariamente con constancia, esfuerzo, dedicación y pasión. Aunque quizá hay personas que nacen con habilidades para emprender con más facilidad que otras, en definitiva, podemos decir que no se nace emprendedor, se llega a serlo. Es como un deportista, puede que desde niño haya demostrado su talento para el deporte pero no es suficiente para ser un profesional. No existe un manual que te asegure el éxito que esperas, sin embargo, los expertos coinciden en varios consejos: adaptarse a los cambios es básico, ya que vivimos en una sociedad que avanza con rapidez y es ésta la que demanda innovación. Identificar las fortalezas y las áreas de oportunidad también es importante porque esto permite potenciar las habilidades y trabajar sobre los puntos débiles. Asumir riesgos es indispensable para que un emprendedor pueda crecer, lo cual implica salir de la zona de confort. Cambiar la perspectiva frente a los fracasos, porque emprender es lo opuesto a darse por vencido —Walt Disney estuvo a punto de abandonar la animación después de varios proyectos que fracasaron.

Por último, crear oportunidades es fundamental, donde hay crisis, hay que tener la mente abierta.

Los más audaces Conocemos las historias de Steve Jobs, Bill Gates, Mark Zuckerberg, Henry Ford, Mary Kay Ash y muchísimos otros emprendedores famosos. En San Luis también tenemos personas que le perdieron el miedo a emprender, que están haciendo lo que más les apasiona: Eva es conductora de eventos, trabaja en radio y televisión, además, es experta en imagen, comunicación y mercadotecnia. Patty, además de ser una talentosa arquitecta, también es una artista visual que realiza exposiciones y comercialización de sus obras en distintas ciudades. Gerardo, Alex y Eduardo están a cargo de la empresa Jasmar Toys para llevarles a los niños una infancia memorable. Marissa es business planner y una empresaria muy diversa, pues se dedica al negocio de uñas y de bienes raíces. Mario es emprendedor por partida doble, tiene un restaurante de comida japonesa y una tienda de trajes para hombre.

Pretextos hay miles pero, para que el factor económico no sea uno y alcances tu sueño como estos exitosos emprendedores, existen instituciones que financian tu proyecto. En San Luis Potosí, el Sistema de Financiamiento para el Desarrollo (Sifide) es el órgano que otorga créditos a los emprendedores. Además de ofrecer varios cursos sin costo en su Academia de Emprendimiento, cuenta con cinco tipos de créditos. Todos los requisitos y más detalles están disponibles en la página oficial.

Fuentes

Sifide.gob.mx