Leamos fútbol.

Vanessa Cortés Colis.

Sin duda el mundial de fútbol es una fiesta universal que une, apasiona, genera alegrías y también llantos. Cada cuatro años podemos ver batallas de once contra once donde uno debe ganar. La lucha entre contrarios es inherente a la naturaleza, al ser humano y al universo, por eso nos gusta admirar el juego, la lucha, los contrincantes, pelear por ser el mejor.

Pero no sólo podemos leer sobre las estrellas del fútbol, sus estéticos uniformes, jugadas destacadas en un partido, hazañas inesperadas, emociones encontradas, rivalidad, camadería. El juego del balón se ha desarrollado tanto, en términos sociales y económicos, que hoy por hoy se instala como una de las grandes industrias mundiales. No sólo es la lucha de dos equipos, sino una serie de intereses, negocios, manejos extraños, intercambios sucios, y hasta el factor de vida o muerte.

El fútbol ha sido tema en el arte en general, pero en esta ocasión me quiero centrar en estudios periodísticos, sociológicos o antropológicos que podemos leer, seamos seguidores de este deporte o no. El futbol es pieza clave de la estructura o tejido social, nos compete desde varias perspectivas y por eso quiero recomendar algunos libros que así lo muestran con maestría.

“La guerra del fútbol” del periodista, historiador, ensayística y crítico polaco, Ryszard Kapuscinski. Una joya del trabajo de investigación periodística que se suscitó en un partido entre Honduras y El Salvador y que dejó consecuencias graves en la relación entre las dos naciones. En general, todos los libros de Kapuscinski son de una aguda visión por los problemas humanos, las guerras, la injusticia, vale la pena leerlo.

“Balón dividido” de Juan Villoro. El escritor mexicano conocido por su gusto por el balompié. Es un ensayo muy bien escrito donde se plantea varias preguntas y temas como el del sentido de la derrota mexicano, la relación lengua, idioma – tarjeta de árbitros para poderse comunicar, el valor de las jugadas en distintas épocas, así como las crónicas de grandes figuras como Messi, Piqué, Ronaldo o Pep Guardiola.

“Tarjeta roja” del periodista norteamericano Ben Kesinger narra detalladamente el nivel de corrupción manejado en la FIFA. Sus fraudes, desfalcos, mentiras, crímenes y todo lo sucio que darse en la Federación deportiva más importante del mundo, claro está, por la cantidad desorbitada de dinero y los intereses que deben jugarse fuera de la cancha.

Bajo una escrupulosa investigación, estos autores nos aproximan a otros senderos, quizá no tan agradables, del futbol. El orgullo de un triunfo o las lágrimas de una derrota tiene tras bambalinas a una serie de personajes que mueven los hilos a conveniencia, mientras uno, como simple espectador está a la espera de gritar desde el alma un gol de su selección.