El cineasta potosino

Presenta su ópera prima

Creador de historias

Andrés Ibáñez Díaz Infante es director de cine; estrenó recientemente su primer largometraje, titulado Sacúdete las penas, así como el documental A Six Dollar Cup of Coffee. También se dedica a hacer videos musicales y conciertos. Tuvo sus inicios en 2004 haciendo comerciales con Fausto Terán y siendo asistente de dirección en las películas Apocalypto y La máscara del Zorro. Más tarde, formó su propia empresa llamada StereoSonique, con la cual comenzó a hacer videos para las bandas indies de aquel momento, como Zoe; gracias a su trabajo, ganó premios MTV.

Además, fue pionero en crear branded content (contenido vinculado a una marca que le permite a ésta conectar con su consumidor), así dio paso a su narrativa para escribir y dirigir sus películas. De esta manera, realizó realities musicales para reconocidas marcas, entre ellas Bacardí, Crest y Ciel, que lo llevó a estar nominado en Cannes. Su meta principal es hacer lo que más le apasiona: continuar filmando y contar historias.

Música, baile y amor

La idea e inspiración para Sacúdete las penas, su ópera prima, surgió con la música de Bienvenido Granda, un cantautor cubano de la década de los cuarenta y del pintor David Alfaro Siqueiros. En esta película, Andrés quiso contar cómo sería la vida de un bailarín en el México de los años cincuenta dentro de la prisión de Lecumberri. Así creó un original argumento pero uno de sus obstáculos en la filmación fue encontrar la locación donde se pudiera recrear el Palacio de Lecumberri, razón que lo llevó a grabar en el Centro de las Artes de San Luis. Dentro de sus próximos pasos, se encuentra una película de un superhéroe latino que tiene el poder de prevenir accidentes. Él toca en una banda de rock y está enamorado de la vocalista pero teme perder la banda si le declara su amor. La historia se desarrolla alrededor de su continuo debate sobre ser héroe.