El intersticio, nuevo órgano

Observado por primera vez en 2015

Recientemente, investigadores patólogos de la Escuela Universitaria de Medicina de Nueva York hicieron un descubrimiento que definieron como uno de los órganos más grandes en el humano. Se trata de una red de cavidades que contienen líquido que se encuentra bajo la piel y recubre otros órganos, llamada intersticio. Estas cavidades están formadas por colágeno y elastina; el líquido que se produce alimenta el sistema linfático. Los científicos creen que el intersticio funcionaría para amortiguar y, de esta manera, se evita el desgarro de los tejidos, las vísceras y los vasos sanguíneos. Se localiza entre los músculos y en el revestimiento de los pulmones, de los vasos sanguíneos, del sistema digestivo y del sistema excretor. Además, las células del intersticio cambian con la edad y podrían contribuir a la formación de las arrugas de la piel y en la progresión de enfermedades escleróticas e inflamatorias, según los investigadores. Aunque es un órgano que siempre existió, hasta ahora los científicos pudieron identificarlo. Para realizar este estudio, se utilizó la avanzada tecnología endomicroscopía confocal láser, la cual permite una vista microscópica de tejidos vivos. Este descubrimiento representa un gran avance médico, ya que el líquido intersticial podría llegar a ser una herramienta de diagnóstico que ayudaría a explicar la metástasis del cáncer, entre otras cosas.