¿Cómo son las personas creativas?

La psicología fue la primera disciplina en tratar de explicar y hacer estudios acerca de la creatividad. Este término comenzó a utilizarse entre los psicólogos a partir de 1950. Desde ese momento, surgió curiosidad sobre el proceso creativo en esta área. La creatividad en una persona se da por su capacidad (que, como tal, puede desarrollarse) para crear asociaciones poco comunes. Múltiples estudios revelaron que la inteligencia no es directamente proporcional a la creatividad, es decir, alguien puede ser muy inteligente pero no ser creativo y al contrario.

Esas investigaciones determinaron características de las personas creativas: son autónomos, tienen mucha energía, son flexibles, están abiertos a la experiencia y mantienen un autoconcepto firme. Estos aspectos son las cualidades de quienes han innovado en algún momento histórico. También se cree que la creatividad nació debido a la necesidad de que aparecieran nuevos productos.

¡Eureka!

La creatividad consiste en la integración de procesos intelectuales, los conocimientos, las características de la personalidad, la motivación y la estimulación ambiental. Se trata de un proceso en el que se pueden identificar cinco etapas.

Primero está la etapa de preparación, la cual consiste en dominar el conocimiento, estudiar y comprender desde lo académico hasta un deporte o actividad artística. Como segunda fase, se encuentra la incubación, que surge después de una exitosa etapa previa de preparación.

Para ello, es aconsejable relajar la mente o trabajar en otros proyectos. Después, viene la etapa de intimidad, en la que, luego de comprender, se trabaja en una resolución. Le sigue la fase de perspicacia o iluminación, que son los caminos para llegar a la solución deseada, el “eureka moment”. Por último, está la verificación en donde se valida la idea y toma la mayor parte del proceso creador. Aquí surgen los patrones y las técnicas de mercadotecnia.

Fuentes:

Librosdecabecera.com, “Creatividad y cerebro: bases neurológicas de la creatividad” (María Alexandra Rendón Uribe)