Sus primeros pasos

Alicia González Ríos estudió Comunicación y Medios Digitales en el ITESM Campus Monterrey. En esta etapa se dio cuenta de que quería dedicarse a la fotografía, gracias a una clase que llevaba. Empezó a especializarse en el área, así creó su marca y página de Facebook. Poco a poco, a través de este medio, fueron contactándola para pedirle sesiones de fotos. Después, se graduó y a los 6 meses puso su estudio, con el cual lleva tres años. Inició tomando sesiones navideñas, luego llegaron las bodas y eventos pero lo que más le gustan son los niños. Ha continuado preparándose en congresos, talleres, conferencias y workshops para lograr fotografía especializada.

Lo que ha logrado

En diciembre del año pasado realizó más de 100 sesiones navideñas. Tiene clientes que asisten por mes, otros que buscan fotos para capturar sus embarazos y que, después, le llevan a sus niños cuando son más grandes. Ha tomado fotos para marcas de ropa, zapatos y accesorios de niños. Disfruta mucho fotografiar el crecimiento de los pequeños, con lo cual ha tenido éxito. Lo que más le gusta es hacerlos reír, capturar su esencia y sus sonrisas. Como la profesional que es, cuida mucho todos los aspectos, desde el vestuario hasta el mínimo detalle. Además, ella es muy perfeccionista con la edición, se fija en que quede uniforme; planea cuidadosamente los sets de las sesiones, así como los conceptos que crea. De esta manera, crea la publicidad para sus redes sociales.

Qué sigue

Alicia aspira a ser reconocida a nivel nacional. Por ahora, tiene varios clientes que vienen de otras ciudades para que les tome fotos. También le gustaría dar cursos a otros fotógrafos y a las mamás para enseñarles a fotografiar a sus hijos. Internacionalmente, quisiera hacer fotografías para marcas infantiles.