Hay pequeñas felicidades que están ahí esperándonos, justo para ser vistas por nosotros.

Crearlas es un arte como beber una taza de café, contemplar un atardecer con su mezcla de tonos rojizos, anaranjados, amarillos; escuchar el repiquetear de las gotas de lluvia; hacer una caminata; o tan solo sentarte a mirar.

Las personas se quejan de no tener felicidad, pero en realidad poseen las condiciones para ser felices. Están atrapados por algo, no son capaces de reconocer esas condiciones para la felicidad. Todo está ahí, solo hay que mirarlo. El sol sale todos los días, llega la primavera, la naturaleza nos prodiga de belleza.

Empieza por tener conciencia de tu cuerpo, de lo que percibes, de tus sensaciones. Cuando tiene tres horas frente a una pantalla, olvidas que tienes cuerpo permaneces en un mundo irreal, por eso es bueno parar, volver al cuerpo reconociéndolo, usando la conciencia y la respiración, quizá nuestro cuerpo nos está llamando, nos necesita, pero no le oímos. Hay muchos sentimientos llamándonos, nuestro cuerpo nos necesita.

Hacerlo consiente nos ayuda a tocar las maravillas de la vida incluido nuestro cuerpo. Inspirar y exhalar puede ser una delicia, disfrútalo, libre de preocupaciones, de la ira, del ansia, llénate de paz. Todos podemos crear momentos de felicidad en los pequeños detalles cotidianos. Si lo puedes hacer, lo puedes ofrecer.

Hemos de aprender a disfrutar, a fabricar nuestras sensaciones de alegría y felicidad cada día.

Sentirte bien depende de ti y de nadie más, nadie es suficientemente poderoso para afectarte, a menos que tú lo permitas

Decir “no tengo tiempo” nunca es la razón principal, para no hacer lo que debes, lo que necesitas, busca cuál es la raíz de lo que te detiene, deja ese pretexto. Siempre es un buen momento para hacerlo

Si algo no te gusta en tu vida, cámbialo, si no te gusta dónde estás, muévete.

Cada día es un nuevo comienzo, aun así, disfruta cada segundo que pasa por tu vida.

A veces las cosas no van a salir como tú quieres, aprovecha y aprende de ello.

Eres responsable de tu vida, dependerán de ti los resultados que obtengas.

No puedes cambiar el pasado, ni las cosas que sucedieron, pero si la forma en la que lo ves o lo tomas.

Concéntrate en vivir un futuro mejor, al vivir plenamente el presente.

Y sobre todo… construye momentos de felicidad, todo depende de los lentes con los que veas las cosas.

Contacto:

Dra. Genoveva Flores Blavier.

Psicoterapeuta. Terapia de familia y de pareja. Hipnoterapia Contacto 4448173256 psic.floresblavier@gmail.com