LA VIGILANCIA ES SU LABOR

Siempre al tanto de los residentes

Saúl Ponce Beltrán nació en San Luis Potosí el 10 de abril de 1982. Está casado con Liliana Hernández Cuevas, con quien tiene dos hijos, Ángel Manuel y Dulce Naomi. Comenzó a trabajar como vigilante desde hace dos años, antes de esto, Saúl trabajaba para un taller de cristales automotrices.

Su empleo en la vigilancia en un edificio de departamentos le permite mantener a su familia. Su rutina diaria inicia a las 6 de la mañana para llevar a sus hijos al colegio. Salen juntos a las 7:15 rumbo a la escuela, después él deja a su esposa en el trabajo. Saúl llega puntualmente a su trabajo que inicia a las 8 en punto.

Como anécdota, cuenta que un día se activaron los elevadores del edificio y subieron varias veces a diferentes pisos sin que hubiera gente dentro de ellos. Luego escuchó a alguien bajando por las escaleras hacia la planta baja pero cuando se asomó no había nadie.

Saúl considera que lo más difícil de su trabajo es sobrellevar el humor de las personas al momento en el que requieren solucionar algo o que les den respuesta inmediatamente. Sin embargo, encuentra satisfacciones como el reconocimiento que le brindan los residentes, lo cual hace que día a día haga mejor su trabajo.