+ Sirvió lealmente a la patria

Gonzalo N. Santos o (Gonzalo Santos Rivera) nació en Tampamolón Corona, S.L.P., el 10 de enero de 1897 y falleció el 17 de octubre de 1978 en la Ciudad de México. Creció en una familia de firmes convicciones políticas liberales. Eligió la profesión militar por las circunstancias de la época, pero sobre todo siguiendo el ejemplo de sus hermanos mayores, Pedro Antonio de los Santos y Samuel Santos, quienes fueron personajes clave de la lucha revolucionaria en San Luis Potosí. Sin embargo, su verdadera vocación fue la política, profesión que prefirió por inclinación natural y con la cual tuvo grandes éxitos.

INICIOS

A los 16 años logró incorporarse a la Revolución bajo las órdenes de su hermano Samuel, quien estaba levantado en armas contra la dictadura de Porfirio Díaz. Bajo los principios revolucionarios de libertad, justicia social, legalidad y democracia, tenía la convicción de que podía contribuir a instaurar un régimen democrático que transformara este país de parias, en una nación de ciudadanos dotados de instituciones educativas, de salud y de industria, que conjuraran la ignorancia y la miseria y que propiciaran el desarrollo general de la población.

CARRERA MILITAR

Las principales campañas y acciones de guerra en las que participó fueron el asedio y toma de Tampico, el combate de Ébano —batalla que duró 72 días y paró en seco las fuerzas de Villa—, los combates de Icamole, N. L., el combate de la Plaza de Chihuahua contra el general Francisco Villa. Asimismo participó en la Guerra Cristera por órdenes directas del general Plutarco Elías Calles. Su servicio como militar le valió obtener el grado de General Brigadier del Ejército Mexicano.

POLÍTICA

Fue un personaje trascendental en la vida política nacional. Participó desde el pronunciamiento de Francisco I. Madero, fue hombre de confianza del presidente Álvaro Obregón y operador político de Plutarco Elías Calles. Colaboró con todos los presidentes revolucionarios, desde Abelardo Rodríguez hasta Adolfo Ruiz Cortines, y fue amigo de Adolfo López Mateos y de Gustavo Díaz Ordaz.

Lideró la Cámara de Diputados, así como la de Senadores, con eficiencia. Sirvió en el cuerpo diplomático como Embajador Plenipotenciario de México en Bélgica y los Países Bajos. Uno de sus logros político más importantes fue ser elegido por el pueblo potosino para gobernar su estado al que consiguió sacar de un caos de 20 años de anarquía organizándolo administrativa y jurídicamente. GOBERNADOR DEL ESTADO

Como gobernador, logró construir importantes obras civiles tales como el primer sistema de agua potable y alcantarillado en la capital potosina, la presa del Peaje —que en su tiempo fue el mayor embalse del estado—, construyó la Benemérita y Centenaria Escuela Normal del Estado, así como el Hospital Central Dr. Ignacio Morones Prieto, además de múltiples centros escolares a lo largo de todo el estado. Promovió la reforma de las leyes estatales y cuando entregó el gobierno a su sucesor dejó las finanzas sin ninguna deuda. Durante su gestión administrativa y su jefatura política, que duro diez años más, combatió la inseguridad, acabando con el abigeato, con las violaciones, los robos y los asaltos, lo que propició la modernidad y el inicio de la prosperidad de la entidad.

Gonzalo Santos Rivera es parte junto son sus hermanos Pedro Antonio de los Santos —héroe revolucionario— y de Samuel Santos —Constituyente de 1917— de la historia de San Luis Potosí. Un hombre de su época que, de acuerdo a los códigos de su momento y adaptándose a las circunstancias que se vivían, fue determinante para construir el México de orden e instituciones que se requería.