ENTREGADA A SU VOCACIÓN

+ 17 AÑOS DEDICADA AL CUIDADO DE LOS RECIÉN NACIDOS

María de los Ángeles nació en San Luis Potosí el 23 de abril de 1969, es casada y tiene dos hijos, Christian y Alejandra. Ángeles estudió cinco años de la licenciatura en Enfermería, después, dos años de puericultura y tomó un curso de nutrición para niños de 0 a 3 años. Está dedicada a asesorar a las embarazadas que así lo requieran, además de dar acompañamiento a las mamás sobre todo durante los primeros tres meses de vida del recién nacido, ya que son los más delicados; si se lo solicitan, también entra al parto. Como parte de su labor, hace guardias nocturnas y supervisa los cuidados básicos del bebé: todo lo relacionado con la lactancia, monitorea el ombligo, la posición al acostarlo para evitar ahogamiento, la evacuación, medicamentos, etc.

Ángeles encuentra una gran satisfacción en el trabajo que desempeña, pues aprende mucho de los niños. En algunos casos los papás le confían sus bebés al cien por ciento durante 15 días o un mes. Ha logrado crear conexión con todos los bebés que están a su cargo, incluso uno de ellos seguía preguntando por ella y le pedía que fuera a verlo aun cuando ya no estaba bajo su cuidado, sin duda fue de sus mejores experiencias. Considera que es una profesión que requiere mucho tacto y dedicación, la paciencia y la tolerancia son fundamentales para el desarrollo de sus actividades.

La percepción de la gente que ha trabajado con Ángeles es muy positiva, ella logra establecer un clima de confianza y comodidad. Su meta es continuar ejerciendo su profesión, se considera una persona afortunada porque puede dedicarse a su vocación.