Primeras cirugías fetales de espina bífida en México

+Fueron realizadas en Querétaro

La medicina fetal previene, detecta y corrige enfermedades del bebé antes de su nacimiento, gracias a los recientes avances en esta área, ahora es posible solucionar la espina bífida (mielomeningocele), la cual es un defecto embrionario que consiste en el cierre del tubo neuronal y genera que el tejido nervioso de la espina dorsal quede expuesto en la columna vertebral. Esto tiene como consecuencia discapacidad motora, hidrocefalia, daño neurológico, incontinencia urinaria y fecal, entre otros daños. Se trata de un padecimiento que afecta aproximadamente a 250 mil bebés en México cada año.

El equipo que realiza las cirugías es liderado por el doctor Rogelio Cruz Martínez, quien es especialista en Medicina y Cirugía Fetal e impulsó la creación de la Unidad de Cirugía Fetal, primera en Latinoamérica; participan ocho especialistas mexicanos y tres del equipo de Cirugía Fetal de la Clínica Los Condes de Santiago de Chile. Han hecho tres exitosas cirugías en Juriquilla, Querétaro, con apoyo de la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo del Instituto de Neurobiología de la UNAM, la Fundación Kristen y el Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer de Querétaro.

La espina bífida es una enfermedad que se da en uno de cada mil embarazos en México, el riesgo de presentarla puede reducirse hasta un 70% si antes y durante el embarazo la madre ingiere la cantidad suficiente de ácido fólico. Desde 2012 se han practicado cerca de 400 cirugías dentro del útero pero fue hasta diciembre del 2016 cuando empezó a corregirse la espina bífida en fetos. Los que fueron intervenidos quirúrgicamente, de madres provenientes de Sonora, Querétaro y la Ciudad de México, nacieron sin complicaciones en febrero de este año.

Además, el Dr. Cruz es pionero en otras cirugías fetales realizadas también en México, como valvuloplastía cardiaca, oclusión traqueal endoscópica, cistoscopía y ha colaborado en el diseño de nuevos tratamientos de broncoscopía fetal e intubación traqueal fetoscópica. Para que estos procedimientos quirúrgicos se hagan a tiempo, en caso de ser necesarios, es indispensable que todas las embarazadas sean valoradas mediante estudios a las 12, 20 y 32 semanas de gestación.

Fuentes:

El Economista, El Universal, La Jornada, Proceso, Crónica, Medicina Fetal México e IMSS.