Si alguien busca entender el mundo de hoy, nuestro mundo, queremos recurrir a respuestas rápidas, exprés, que solo apagan nuestra angustia por unos momentos, muy esporádicos. Para re- conocernos, es importante voltear al pensamiento profundo, a la filosofía, al conocimiento probado. No tengas miedo a leer este tipo de textos, cuando los descubres te darás cuenta que no son tan complicados a nuestro entendimiento, y el adquirir saber se convierte en un placer.

En el mes de enero falleció a los 91 años el pensador Zygmunt Bauman, polaco, sociólogo, ensayista, filósofo con raíces judías; por cuestiones políticas fue auto exiliado al Reino Unido donde trabajó como catedrático en diversas universidades. Bauman fue un crítico a la sociedad de nuestro tiempo, construyó el concepto de “modernidad líquida”, utilizando la metáfora de los cuerpos líquidos que cambian de forma a cada instante, pierden su unidad en todo momento y parecen desvanecerse sin mostrar una solidez. Para él, las sociedades, el individuo así actúan: no tenemos una identidad fija o en ocasiones nuestros deseos y sueños son efímeros. Estamos en una desintegración de las sociedades colectivas, en una crisis de compromiso. Las nuevas generaciones no desean o su ambición se disuelve por segundos. No se tiene una idea clara o fija, porque puede modificarse en todo momento, como el líquido, y por lo tanto, en pocas ocasiones se cumple.

Son conocidas sus posturas hacia las redes sociales. La información es viral e inmediata, pero carece de crítica o fundamento. Al parecer estamos conectados en la inmediatez, pero también en la superficialidad. Cada miembro de la familia tiene su propia TV, su propio teléfono, su propia identidad en face book (no necesariamente verdadera), pero se ha roto la comunicación, la unión, el compromiso, la responsabilidad. ¿Qué estamos haciendo como actores de esta modernidad voraz?

Zygmunt Bauman tiene varios libros que amplían este tema. No temas acercarte a él y reconocer el vértigo de nuestra acelerada realidad ¿Cuál es la responsabilidad como padres?

Aquí te dejo algunos de sus títulos que puedes adquirir fácilmente, si en realidad quieres una respuesta a nuestro tiempo, acércate a los pensadores con una visión mucho más aguda y profunda del acontecer diario.

“La cultura en el mundo de la modernidad líquida” (2013); “Vida de consumo” (2007); “¿Para qué sirve, realmente…? Un sociólogo” (2014); “Vida líquida” (2015); “Ceguera moral: la pérdida de sensibilidad en la modernidad líquida” (2015); “Estado de crisis” (2016). Hay otros títulos más, todos ellos accesibles al público en general. Disfruta la lectura de pensamiento, aquella que nos muestra cosas de las que esperamos una respuesta.