Nació en San Luis Potosí el 15 de marzo de 1956. Se casó con Antonio Rojas Loreli, con quien tiene tres hijos: Amalia, Ana Isabel y Antonio. Ella continuó con el negocio familiar de la Farmacia Santo Domingo que, además de ser farmacia y tienda de regalos, ofrecía servicio de cafetería, y fue uno de los primeros cafés en la ciudad.

Posteriormente el servicio de banquetes, iniciado por su padre en octubre de 1963, dio paso a la empresa Amalia Banquetes, debido a que él quería retirarse. De esta manera se convirtió en una oportunidad de crecimiento con su esposo, así el 5 febrero de 1988, fecha en la que hizo la comida para una boda, comenzó a ofrecer banquetes. Amalia Matienzo ha logrado consolidar su negocio, que tiene ya 54 años de funcionamiento en nuestra ciudad, durante los cuales se ha mantenido de forma destacada. Uno de sus principales logros fue servir la comida para 5000 personas en un evento de Gobierno.

Actualmente la empresa está a cargo de Antonio Matienzo López, su hermano, Amalia y su esposo, quienes han logrado formar un excelente equipo junto con meseros, cargadores, choferes, cocineras, stewards y proveedores a lo largo de los años; sus empleados constituyen una parte fundamental dentro del prestigiado servicio que ofrecen. Amalia toma mucho en cuenta la opinión de sus clientes, tanto felicitaciones como sugerencias, y gracias a esto ha logrado mantener sus altos estándares de calidad.

Uno de los aspectos más difíciles que ha tenido que enfrentar, además del cansancio y desgaste físico, es el tiempo de dedicación que requiere, pues en algunas ocasiones, tanto ella como su esposo, tuvieron que sacrificar momentos con sus hijos por la exigencia de un excelente servicio. Como prueba de la excelencia, en una ocasión el padre de Amalia sufrió un accidente cuando iba camino a la entrega de un banquete y pidió que primero se hicieran cargo del servicio.

El profesionalismo es lo que caracteriza a la señora Amalia, ella busca que su equipo mantenga esta cualidad, así todos se esfuerzan por ofrecer un servicio impecable desde presidentes y personalidades hasta todo tipo de clientes. Un ejemplo de esto fue el día que prepararon comida para un evento donde estuvieron presentes Catherine Zeta Jones y Michael Douglas. Amalia reconoce constantemente la importancia del equipo de trabajo que la respalda.

La satisfacción por la entrega y el servicio es uno de los aspectos que siempre tiene presente Amalia, por esta razón, el personaje histórico que más admira es la madre Teresa de Calcuta. Cabe mencionar que cocinar no es la única habilidad de Amalia, también le gusta tejer y hacer manualidades. La creatividad es uno de sus talentos, pues ella junto con su equipo ha creado alrededor de 30 recetas con ingredientes potosinos con la finalidad de variar la gastronomía del estado.

En pocas palabras, Amalia Matienzo logró formar un equipo que ha consolidado una reconocida empresa potosina y se ha distinguido a lo largo del tiempo gracias a la labor de ella y sus colaboradores.