Mamá, papá: Quiero ser abogado "Mientras la persona común solo mira a los ojos y escucha las palabras, el abogado observa y averigua los pensamientos· En la actualidad la sociedad esta acostumbrada a "dejar sus problemas en manos de los abogados" , no concebimos ningún proceso judicial sin la ayuda de estos héroes de las leyes. Pero, alguna vez se han preguntado, ¿cómo surgen los abogados? Ó ¿quién fue el primer abogado?, o ¿qué significa abogado?. Para comenzar la palabra abogado proviene del latí­n dvocātus. Y los orí­genes de los abogados cuenta una leyenda perteneciente a la antigua Grecia que eran lo que ellos llamaban "oradores-escritores" , y es que si lo analizamos bien, los abogados gozan de esa virtud de la palabra y la escritura para decir y dejar las cosas en claro. En los orí­genes de la Ciudad-Estado ateniense, eran los ciudadanos quiénes defendí­an sus propias causas, limitándose el "orador-escritor" a prepararle el discurso. Sin embargo, a la medida que los litigios aumentaban, la profesión fue adquiriendo prestigio y es Pericles al que se le considerado como el primer abogad en el mundo, llevando también el nombre "de Padre de la Democracia". Siendo esta profesión, una de las carreras con mayor historia y trayectoria en el mundo , es también una de las profesiones con mayor número de licenciados en México, INEGI detalló que con base a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, en México hay una suma de poco mas de 321 mil personas con la profesión de Licenciatura  en Leyes , de las cuales 58 de cada 100 son hombres y 42 son mujeres. Del año 1960 cuando por petición del periódico el Diario de México, de la capital del paí­s, el Presidente de la República, el Lic. Adolfo López Mateos, declara el 12 de julio como el  Dí­a del Abogado. Y la historia de la abogancia nos narra que el comité encabezado por Federico Bracamontes, fundador de Grupo Diario de México solo retomó el 12 de julio para festejar a los abogados, a partir de la conmemoración de dos sucesos de relevante trascendencia en la enseñanza del Derecho en nuestro paí­s, recordando por un lado que precisamente un 12 de julio de 1533 se estableció en la Nueva España la primera cátedra para la enseñanza del Derecho y se dictaron las primeras Ordenanzas de Buen Gobierno. Una profesión muy versátil Ahora que sabemos un poco del pasado de los abogados, hablemos del presente y lo que hacen estos defensores de las leyes. Cuando escuchamos hablar a un abogado siempre se hace mención de, " quiero dedicarme a lo civil o a penal" y honestamente muchos de nosotros no sabemos exactamente a que se refiere cada cosa. Existen muchas ramas en las cuáles un abogado puede especializarse:   Derecho Penal: los abogados penalistas defienden a personas acusadas de cometer delitos, como delitos económicos, administrativos y polí­ticos, delitos contra el patrimonio, delitos contra la salud pública, delitos de tráfico, etc. Derecho procesal: se ocupan de arbitrajes, recursos de casación o de amparo, litigación nacional e internacional y ejecución de tí­tulos, ya sean judiciales o no. Derecho inmobiliario: ofrece asesoramiento jurí­dico, y se ocupa de las implicaciones legales de promociones inmobiliarias, ya sean de tipo civil, mercantil, de registro, contenciosas o administrativas. Derecho civil: ofrece asistencia letrada en procedimientos civiles ante Juzgados y Tribunales de lo civil, como por ejemplo herencias y sucesiones, reclamación de deudas, etc. Derecho laboral: el abogado laboralista se ocupa de despidos, reclamaciones de cantidad, expedientes de regulación de empleo, accidentes de trabajo, invalidez o jubilación; así­  como conciliaciones y procedimientos judiciales. Derecho de familia: se encarga de divorcios y separaciones de mutuo acuerdo o nulidades matrimoniales, régimen de visitas, custodia de los hijos menores, pensión de alimentos, patria potestad, convenio regulador o pensión compensatoria entre otros. Derecho mercantil: se ocupa de reestructuración de empresas, concursos de acreedores, constitución de sociedades, así­ como modificación o extensión de las mismas, contratos mercantiles o representación de accionistas en las juntas. Así­ que si tu hijo o hija te dice que quiere ser abogado ,siéntete orgulloso, ya que esta profesión es una de las de mayor historia e importancia para nuestra sociedad.   ¡FELíZ DíA A TODOS LOS ABOGADOS! Fuentes: www.biblio.juridicas.unam.mx www.sdpnoticias.com www.adnpolí­tico.com http://www.inegi.com www.cosaslegales.com   Crédito de locación Sala francisco de la maza Museo Francisco Cossí­o