Campeona Internacional Joven trabajadora, decidida e incansable, que encontró en el Triatlón el deporte ideal para su vida, que le exige fí­sicamente tanto como le satisface emocionalmente. Inicios Un 02 de Mayo de 1991, nace en la ciudad de San Luis Potosí­ Daniela Soler, quien inicia practicando natación, al poco tiempo, ingresa a la Universidad Marista, para estudiar la  carrera de Psicologí­a, lo que le impide realizar largas horas de entrenamiento, y comienza a indagar acerca del Triatlón, asiste a una clase de prueba y queda fascinada. Hace ya 18 años dió inicio  en un deporte que no conocí­a y que sin lugar a dudas le encantó.   Logros y trayectoria. A veces el temor a fracasar, nos cohí­be y nos bloquea, y otras ocasiones es la falta de recursos económicos lo que no nos permite tener el éxito que merecemos. Esto fue preciso lo que le sucedió a Daniela, pues su economí­a no le permití­a solventar las inscripciones a las carreras y los viáticos para las carreras foráneas, así­ que sus amigos y su novio comenzaron a apoyarla con los transportes, y aunque eso le permitió participar un tiempo, ella obtuvo un empleo que cambió su situación económica. En Septiembre2015, acudió a Chicago, al mundial de triatlón, en ésa ocasión quedó en 10° lugar, y en la misma ocasión, en el mundial de duatlón, logró un 8° lugar. Al siguiente mes, se trasladó a Australia, al mundial de duatlón, en el que obtiene 1er lugar. En San Luis Potosí­, ha logrado distintas medallas de 1°, 2° y 3ro lugar, que mucho le motivan para no abandonar su meta.   Familia. Una vez terminada su carrera de Lic. en Psicologí­a, ella planea especializarse y laborar en el área de Psicologí­a del deporte, asistiendo a equipos o atletas de forma individual, al tiempo que logra dar las marcas mí­nimas para selección elite de triatlón y representar a México como elite. Un gran motivante para Dany, son los cambios reflejados en su fortaleza mental, pues eso le ayuda mucho con el dolor fí­sico que todo atleta debe soportar, el apoyo familiar también es indispensable para ella como atleta y la compañí­a y apoyo leal de su pareja, y se ven reflejados en los resultados y en su ánimo diario, el los trofeos, medallas y premios, que nos indican que ha valido la pena mucho el sacrificio diario y ser constante en su disciplina.